RACING | Orgullo de juvenil

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Juanma Codesido #FutbolFerrol


El equipo juvenil tenía reservada una nueva alegría para el racinguismo, y el pasado domingo la confirmó desde Cangas. Tras haber conseguido el ascenso el pasado curso a la División de Honor, el combinado naval liderado por Manel Fernández, certificó la permanencia tras ganar al Alondras (0-3) para poder continuar así un año más en la máxima competición juvenil. No fue tarea fácil, los cachorros verdes tuvieron una temporada plagada de sobresaltos, lo que hizo alargar la agonía hasta la última jornada del campeonato. Pese a todo, el espíritu de supervivencia que atesora este grupo de jóvenes, ha servido para poder volver a ver un año más el nombre del Racing de Ferrol junto a grandes casas del balompié como es el caso del Celta, Deportivo, Sporting, Racing Santander etc… Hay que apreciar el valor que tiene que la piedra angular de un club como es su cantera, se forme al más alto nivel junto a instituciones históricas del fútbol español. La formación de base es un modelo que da resultados cada cierto tiempo, pero que tiene el coste de estar durante años puliéndolo sin tregua.

Así ha sido el caso de Manel Fernández y su mano derecha Fran Caínzos, maestros de esta generación. Varios de sus actuales jugadores han ido cosechando éxitos desde su etapa alevin bajo su mando. Algunos incluso llegando a disputar algún minuto con el primer equipo o siendo parte del mismo, como le ocurrió esta temporada sin ir más lejos a Javi Sanmartín, tras haber formado parte del cuadro juvenil que consiguió el meritorio ascenso a División de Honor el pasado curso, entre otros éxitos durante sus años en la base. Aunque no se debe de olvidar nunca que la cantera no es una solución, si no un recurso que puede ser de gran ayuda en ciertos momentos. Una herramienta que puede dar sorpresas y muy positivas en diversas ocasiones si se cuida y se trabaja. Por lo tanto, es de suma importancia conseguir que los canteranos se habitúen a competir al más alto nivel, teniendo fe y creyendo en el futbolista que destaque desde joven. ¿Por qué no volver a ver a otro Pablo Rey? Para ello es clave inculcar una seña de identidad que ayude a formar, crecer y acercar al jugador de Ferrolterra al primer equipo, dotarlos de un ADN Racing desde bien jóvenes. Siendo la División de Honor con el club de su ciudad y falta de un filial, el plato previo para poder optar a dar el paso a la primera plantilla. Algo que cualquier niño de la comarca debe de querer aspirar. Ese es el principal objetivo que se debe marcar la factoría del Racing, poder llegar a disfrutar con más frecuencia en A Malata de aquel que conozca el olor de los campos de la Gándara desde pequeñito. Por ello hay que valorar lo conseguido por el juvenil, ascender y mantener al Racing en la élite con tantos inconvenientes a lo largo del curso no es para nada una empresa fácil. Lo que demuestra algo, materia prima hay en esta generación de jóvenes y desde luego, en la dirección desde su banquillo. Dicho esto. Que la cantera no pare de crecer en el Racing de Ferrol.

Últimas Noticias

Categorías

Categorías