ENTREVISTA | Iker Rodellar: “Estoy superorgulloso de haber podido defender a un club histórico”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El centrocampista guipuzcoano, pieza clave para Emilio Larraz, cierra su etapa en el Racing. Diez meses le han bastado para llevarse un grato recuerdo del club y de la ciudad.

Su trabajo no luce tanto como el de un ‘9’, pero la aportación de Iker Rodellar (San Sebastián, 1987) resultó decisiva para mantener al equipo verde lejos de los puestos de descenso. 25 titularidades en 28 partidos hablan a las claras de su importancia en los esquemas del técnico maño. Decepcionado tras conocerse su salida, el futbolista prefiere quedarse con los momentos positivos de su año en Ferrol.

Pregunta: ¿Cómo ha sido tu marcha del Racing?

Respuesta: A veces las cosas no se dan como a uno le gustaría. En este caso esperaba que hubiese sido de otra manera, porque el trato recibido durante toda la temporada había sido de 10. Pero eso no quita que guarde un gran recuerdo de la entidad.

P: El club comunicó, en el momento de firmar, que el acuerdo se extendía hasta el 2021.

R: Creo que ahí hubo un error o un malentendido. Lo leí alguna vez, pero estaba mal. Firmé solo por una temporada, sin cláusula por partidos o algo por el estilo.

P: ¿Qué balance harías de esta campaña en Ferrol?

R: Ha sido un curso de altibajos. Tuvimos rachas muy buenas, con secuencias de partidos sin perder, y otras en las que sufrimos mucho para ganar. Eso nos lastró. Es preferible tener una regularidad en cuanto a puntos. También nos costó muchísimo en A Malata, no resultó el fortín que todos queríamos. En casa fuimos demasiado irregulares, más que fuera, y que no hayamos conseguido ser fiables en Ferrol nos penalizó. Fue la circunstancia que nos impidió engancharnos a los cuatro primeros puestos. Pese a todo, para mí ha sido una temporada superpositiva. El parón nos vino mal, porque habíamos jugado ya contra los primeros. Teníamos un calendario más asequible, confianza y creo que podríamos haber cogido una buena racha y pelear por la Copa del Rey. Hubiésemos acabado bien, arriba.

P: ¿Por qué al equipo le costó tanto ser regular?

R: Hubo varios partidos en los que teníamos que haber dado un paso adelante y no rendimos bien. Existen momentos claves durante la temporada que van lastrando la confianza del equipo. Contra el Atlético Baleares puedes perder, porque es un conjunto hecho para ascender, pero hay otros encuentros que debes sacar adelante en casa si quieres estar arriba. Aunque el objetivo era salvarse, todos teníamos la esperanza de que podíamos estar en la parte alta. En A Malata no conseguimos ser lo suficientemente buenos como para pelear por algo más.

P: Si echas la vista un año atrás, ¿hubieses tomado la misma decisión de firmar por el Racing?

R: Claro que sí, nunca puedes arrepentirte de las decisiones. Cuando hay varias ofertas sobre la mesa, cada una tiene su lado positivo y negativo. Estoy superorgulloso de haber vestido la camiseta del Racing, de haber podido defender a un club histórico. Desde pequeño siempre he visto al Racing en Segunda. Guardaré un recuerdo muy bonito de mi paso.

P: Fuiste un jugador importantísimo para Emilio Larraz, que te utilizó en distintas posiciones: de único pivote en un 4-1-4-1, acompañado en un 4-4-2…

R: Estoy muy agradecido al míster. Éramos 22 en plantilla, él es el que hace las alineaciones y siempre confió en mí. Eso es de agradecer, porque cuando llegas a un club nuevo cuesta hacerse al entrenador y al esquema. Hemos ido variando el sistema y siempre ha contado conmigo.

P: ¿Con qué momento del curso te quedas? ¿Cuál fue el partido más especial?

R: El 4-1 al Pontevedra. Había un ambiente especial, ganas de vencer aquel derbi. Fue mi primer partido oficial en A Malata y lo recuerdo con mucho cariño. Y el gol al Melilla, aunque fue un encuentro más raro, de ida y vuelta.

P: ¿Qué opinión te llevas del Racing como club? ¿Crees que está en la línea correcta para lograr el ascenso a Segunda División?

R: Estoy convencido de que sí. He dicho muchas veces que veo al Racing con esa obligación. La afición también es muy exigente. Ha visto épocas mejores y quiere volver a vivirlas. Mouriz tiene mucha experiencia, gestiona muy bien el club. Pero el fútbol no son matemáticas, no siempre sale todo. Con paciencia, el Racing a corto-medio plazo estará peleando por volver a Segunda.

P: ¿Te llevas muchas amistades de Ferrol?

R: Sí, claro. Cuando compartes vestuario, vives muchas cosas con tus compañeros. Fuimos una piña. Tengo apuntados todos los teléfonos. Ellos saben que pueden contar conmigo, y yo sé que en cualquier momento puedo llamar y me atenderán como amigos. Me llevo muchísimas cosas de todos. Había un vestuario superbueno. Fue muy bonito ir cada día a entrenar. Pasamos momentos malos, pero me quedo con los positivos.

P: ¿Qué lugar de la ciudad o de la comarca te ha gustado más?

R: He estado muchísimo en las Fragas do Eume. Me he recorrido un montón de días los caminos, el monasterio… Ese rinconcito me gusta un montón, como los acantilados de Cariño.

P: ¿La nula estabilidad es lo peor de ser futbolista profesional?

R: Eso tiene nuestro mundo. Te ayuda a conocer muchas culturas, y te enriqueces de las costumbres de cada sitio, pero para organizarte con la familia es más complicado. Haciendo balance, estoy satisfecho. Trabajar de tu pasión no tiene precio. Hay cosas negativas, porque estás alejado de gente importante, pero compensa. No es para toda la vida.

P: ¿Qué es lo que buscas ahora? ¿Acercarte a San Sebastián?

R: Mi idea es seguir como hasta ahora. No cierro ninguna puerta. Si puede ser cerca de casa, mucho mejor, evidentemente; si tengo que salir porque hay un proyecto que me llama, no lo dudaré. El apoyo familiar es importante, pero no descarto nada.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp