ENTREVISTA | Pablo Rey: «En ningún momento pensé que esto iba a acabar así»

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Manu Amor | muchacalidad.com


“Recordar es fácil para quien tiene memoria, olvidar es difícil para quien tiene corazón”. Con esa frase de Gabriel García Márquez finaliza Pablo Rey (Ferrol, 1985) el comunicado en el que oficializa la salida del club de su vida. El capitán del Racing, máximo goleador de la historia del equipo verde, se despide con una carta que mezcla agradecimiento, orgullo e indignación. Su marcha, un tanto fría, no le deja satisfecho.

Lo que ningún adiós podrá borrar será su legado. Cuatro ascensos y decenas de momentos inolvidables decoran el currículum de un futbolista de los que ya no quedan. Su amor por el Racing, su compromiso con el club y su enorme talento quedarán grabados para siempre en la retina de los aficionados ferrolanos. El destino quiso que su despedida sobre el césped fuese ideal: marcando en el último minuto de la última jornada con un lanzamiento de falta, su especialidad.

El Somozas y equipos de Segunda B llaman a su puerta. A Pablo Rey todavía le queda cuerda para rato. Ya no vestido de verde.

Pregunta: Dices en tu comunicado que te gustaría “haber recibido un trato acorde” con tu “compromiso con el club”. ¿A qué te refieres?

Respuesta: Lejos del aspecto deportivo, que va ligado al fútbol, he echado en falta un poco más de preocupación por parte del club. Solo hablamos para ver si perdonábamos la última mensualidad y, en mi caso, algo del finiquito, como así lo hice. Me molestó que no hubiese una preocupación mayor por parte del Racing. Durante todo el mes de julio no he recibido ninguna llamada. Decidí hacer el comunicado porque creo que es el momento de zanjar el tema y buscar otra solución.

P: ¿Al finalizar la temporada pensabas que el club contaría contigo?

R: Físicamente, a pesar de tener 35 años, me encuentro muy bien. Creo que podría seguir metiendo goles y jugando muchos partidos más con el Racing. Han decidido, con las fichas disponibles, hacer fichajes de mayor importancia, y eso es comprensible. Pero me queda la espina clavada de no retirarme en el club de mi ciudad. No pudo ser y ahora me toca vivir otra experiencia.

P: El 30 de junio, el Racing, a través de sus redes sociales, deja en el aire el futuro de los futbolistas que termináis contrato. ¿Habías recibido alguna comunicación?

R: Hablé con Carlos Mouriz el 1 de julio, y me dio su explicación de lo que pasó. A mí, como al resto de mis compañeros, no nos hizo mucha gracia. A partir de ahí, me molestó que a lo largo de todo el mes de julio no recibiese ninguna llamada para saber si había alguna opción de que pudiese quedarme o facilitar que buscase otra salida.

P: ¿Cuándo te das cuenta de que el club no cuenta contigo?

R: Durante el mes de julio siempre piensas que es pronto, que puede ser que no te llamen por algún motivo, pero van pasando los días y hoy, a 29, cuando el Racing va a comenzar la pretemporada la próxima semana, sigo sin recibir ninguna llamada. Era el momento de pensar en hacer un comunicado y desvincularme de forma oficial del Racing. En ningún momento pensé que esto iba a acabar así, pero estoy encantado de haber pertenecido el club y de todo lo que he vivido. Me siento superorgulloso. El Racing siempre será una parte de mí.

Pablo Rey celebrando uno de sus tantos. Sandy López #FutbolFerrol

P: Después de trece temporadas en el club, ¿qué se te pasa por la cabeza?

R: Pienso en mi nueva vida. Tengo que ir preparando mi futuro, a qué me voy a dedicar. En principio, quiero acabar la carrera de Fisioterapia y seguir disfrutando del fútbol. Me encuentro muy bien. Me quedan años a buen nivel.

P: ¿Qué posibilidades hay de que recales en el Somozas?

R: Bueno, ha habido contactos. El Somozas y algún equipo más son los que tengo en la cabeza como posibles destinos. También me ha llamado algún conjunto de Segunda B de fuera de Galicia, buenos equipos, pero no me llama mucho el hecho de salir y cambiar tanto mi vida a estas alturas. Buscaré algo que me motive y se adapte bien a cómo tengo montada mi vida.

P: ¿Con qué momento te quedas de todos estos años en Ferrol?

R: Con los ascensos, sin duda. Viví dos a Segunda B y dos a Segunda. Fueron momentos irrepetibles. Ver A Malata con tanta gente, la afición del club de tu ciudad… Fue una satisfacción impresionante. Pero me quedo con las trece temporadas, con el hecho de sentirme un privilegiado por vivir el Racing. Tengo el estadio a 500 metros de mi casa. Solo hay palabras de agradecimiento.

P: Carlos Mouriz aseguró, en una entrevista con este medio, que tendrías las puertas abiertas para seguir vinculado al club en otra posición. ¿Cómo vislumbras esa posibilidad a día de hoy?

R: Todo está muy verde. Estoy molesto con las formas del club. Ellos tendrán su punto de vista. Espero jugar unos años más, pero no sé si en un futuro puede existir esa posibilidad. A corto plazo, no lo veo.

P: La afición racinguista y tus excompañeros han protagonizado una catarata de mensajes cariñosos a través de las redes sociales.

R: En estos momentos ves a toda la gente que te quiere. Los mensajes que me llegan son increíbles. Sobre todo, valoro muchísimo los mensajes de excompañeros que me agradecen el hecho de habérselo puesto todo más facil. Eso me hace estar mucho más tranquilo, orgulloso del comportamiento que tuve. Intenté ayudar a todo el mundo para que se adaptasen a la ciudad y al equipo cuanto antes. Es como ganar una Champions.

P: ¿Te queda alguna espinita clavada?

R: Me hubiese gustado ascender a Segunda y quedarme en el equipo, disfrutar de esa categoría. Es una espina, pero me siento orgulloso de lo que hice. Me conformo con todo lo logrado.

P: ¿Qué mensajes le envías a la afición?

R: Les doy las gracias por su apoyo y por el hecho de que les entristezca mi marcha. Sabíamos que esto, en algún momento, iba a llegar. Me da mucha pena no volver a A Malata como jugador del Racing. Son imprescindibles, y los notamos tanto en casa como fuera.


Foto portada: Pablo Rey en el estadio de A Malata | Bruno Penas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp