RACING | Los Racing de Ferrol vs San Sebastián de los Reyes de Bronce

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Entre vientos locos y fríos invernales el Racing terminó la primera vuelta liguera sin gripe pero con necesidad de aire renovado para afrontar la segunda sin mucosidades excesivas.

Los de Larraz empezaron flojitos, la derrota ante el At. Baleares les puso las pilas para reaccionar. Lo hicieron. Pero han pegado un bajón. Esta montaña rusa que es el Racing precisa una buena recarga de baterías para recuperar el buen tono mostrado desde la victoria de Oviedo. Empezó con una victoria en las primeras siete jornadas. Después estuvo siete jornadas sin perder, jugando más, y a veces incluso mejor. Ahora suma un solo triunfo en las últimas cinco fechas.

Pero no solo es cuestión de números, de resultados. Las borrascas de una competición complicada han desnudado la vulnerabilidad defensiva del Racing y han rebajado la intensidad que se requiere sobre el campo. Necesita el equipo de Larraz remover su fútbol, apostar un poco más por el ataque, alejar el peligro construyendo juego, y no solo defendiendo o protegiendo a base de pases sin sobrecarga de ideas y lentitudes estudiadas. Para marcar goles, y para ganar, no hay que darle tantas alas, ni tanto oxígeno a los rivales. En A Malata hay que mandar, y agobiar al contrincante, y jugar en su campo, y tirarle a puerta todas las veces que haga falta. Lo que sea menos dejarle espacio, tiempo, balón, y jugar a veces andando, y con dudas, y en horizontal. Una cosa es controlar un partido y otra solo defender. El día del Rayo Majadahonda se evidenció que sin un centro del campo verdaderamente operativo el fútbol verde consiste solo en toques atrás, evoluciones a cámara lenta y balonazos arriba. El Racing juega demasiado tiempo metido atrás. Eso, además de dificultar las opciones de marcar, aburre mucho a la concurrencia. Y con el “astro” Pablo Rey entrando menos (solo dos partidos enteros desde la sexta jornada, y cinco veces titular en las últimas catorce), teóricamente sacrificado para que el bueno de Tavares ejerza de lo que no es (extremo), falta orden, pase con criterio y posibilidad alta de gol a balón parado. Porque Álex López no acaba de entrar ni brillar lo esperado. Y el concurso de Abalo es muy discreto.

Para ser un cuadro con nivel de mitad de la tabla el balance de la primera vuelta, en todo caso, es aceptable. Está en los márgenes de lo aguardado y en él debe seguir hasta el final. Si hacemos cuentas nos faltan aún unos veinte puntos. Ni es mucho ni es poco. Pero hay que espabilar, como se espabiló tras el repaso recibido en la matinal del 6 de octubre. Hay que volver a inflar el globo de la intensidad, de la velocidad, de la agresividad. Y el choque contra el colista Sanse es una oportunidad. No por fácil, que en esta Segunda B nada lo es, sino porque la tabla se comprime, las distancias son cortas, y los ferrolanos están más cerca del peligro de lo que se piensa. Ganar para virar el rumbo y trazar otro nuevo. Y normalizar. Eso toca mañana.

Será la octava confrontación liguera en Ferrol entre racinguistas y sebastianurros, todas ellas producidas en Segunda B. El historial es formidable, pero no lo digamos muy alto: de los siete partidos registrados, seis victorias verdes y un empate. 

Temporada 1993-94: Curiosamente, el primer Racing vs Sanse se jugó en una fecha solicitada por el club franjirrojo (igual que lo de mañana, por su compromiso copero ante el Espanyol). Tocaba jugarse el 06-10-1993 pero se aplazó al día 12. No importó. El equipo ferrolano venció aquella lluviosa tarde por 2 a 0, con tantos de David Caneda de penalty y el hispano-británico Francis.

Temporada 1994-95: En la temporada del Beasain (como la conocen los aficionados racinguistas) se registró el único empate de estos choques. Fue el 12-02-1995, ante casi 5.000 espectadores, y el Sanse arrancaba un punto donde pocos lo hicieron en aquella buena liga de los de Rodríguez Vaz. El ferrolano Manu Miranda y Juanito el de Sigüeiro marcaban para los nuestros y Pedro Aguado y Padilla (éste último en el segundo tiempo) hacían los tantos madrileños.

Temporada 1995-96: El 17-12-1995 encontramos el tercer Racing vs Sanse liguero. La lluvia acompañó la victoria verde, que fue por la mínima, merced al gol de Alberto de penalty en el 2º período. Pese a ello, la directiva racinguista (dirigida ya por Isidro Silveira, aunque todavía como presidente en funciones) cedió a la insoportable presión de la afición de A Malata, a la que no les gustaba nada Ramón Piña como entrenador desde la misma pretemporada, y destituyó al técnico coruñés dos días después. 

Temporada 1998-99: El cuarto enfrentamiento entre ferrolanos y sebastianurros fue el 14-03-1999. Y los de José Ramón Arteche, fieles a la tradición, ganaron, por 2 a 0, con tantos de Tarrío e Pazolo, ambos en el 2º tiempo. 

Temporada 1999-2000: Pocos meses más tarde, el 12-09-1999, se dio el quinto y, cómo no, con victoria local. Eso sí, hubo de remontar el gol inicial de José María, con el que se llegó al descanso. Pero los de Arteche (único entrenador racinguista que vivió más de un Racing vs Sanse en A Malata) solucionaron el partido con goles de Deus, Manel y Manu Miranda de penalty, dejando un 3 a 1 final. Esa fue temporada de ascenso a Segunda.

Temporada 2006-07: Hasta el 11-03-2007 no volvieron a competir Racing y Sanse. Y la tradición siguió su curso. Victoria verde de los de Manolo García, por 3 a 0, con tantos del francés Lamatina en el primer tiempo y, por partida doble, de Jonathan Carril en la continuación. También fue campaña saldada con ascenso a la división de plata, aunque con Juan Veiga en el banquillo.

Temporada 2017-18: La última vez que se vieron las caras esmeraldas y franjirrojos fue con Ricardo López Felipe como entrenador. Declinando la liga, el 22-04-2018 el Racing ganaba con claridad por 4 a 1, con tres goles de Álvaro Rey y otro de Pablo Rey. Rubén Ramos, de penalty, hacía el tanto visitante. Lo peor fue que esa campaña terminó con descenso al cuarto nivel liguero del que, afortunadamente, se salió a la primera.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp