¿Y ahora qué le espera al Racing?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En la segunda fase los ferrolanos necesitan quedar entre los dos primeros para recibir un billete a la Primera RFEF

El Racing no pisó en toda la temporada las tres primeras plazas en la primera fase, por tanto, sus opciones de ascenso a Segunda División se han visto desvanecidas. El cuadro verde ha sido el cuarto mejor local y el cuarto mejor visitante, para que finalmente los de Cristóbal Parralo, finalicen en una quinta posición en el grupo intermedio donde tendrá de acompañantes a Deportivo y Compostela. Lo único que sigue vivo para la escuadra naval en una temporada algo desilusionante es la opción de entrar en la nueva Primera RFEF. En esta segunda fase los tres conjuntos clasificados de la zona media arrastran su puntuación acumulada hasta el momento y pujarán por dos plazas contra Numancia, Langreo y Marino de Luanco, los tres equipos de la clase media en el grupo 1-B.

Las múltiples derrotas en casa

El talón de Aquiles y la razón por la que el Racing vio como sus posibilidades de estar entre los tres primeros fueron engullidas el pasado domingo por sus rivales, fueron las múltiples derrotas y empates en A Malata. Pontevedra, Unionistas, Salamanca, Compostela, Zamora, fueron cinco oponentes que se fueron con puntos entre sus manos en su visita al feudo departamental. Ver cómo tu estadio era una plaza fácil para tus rivales lastró las opciones del Racing que en la segunda vuelta, maquilló sus registros como local con tres victorias, pero en la primera tan solo había conseguido ganar un encuentro en Ferrol, ese solitario triunfo lo acompañaron tres derrotas y dos empates.

De ahí que el cuadro verde sólo aguantase con opciones de cumplir su objetivo acompañado de su buen hacer lejos de A Malata con victorias en Salamanca, Vigo o Pontevedra. Con la destitución de Emilio Larraz y la llegada de Cristóbal Parralo, el equipo parecía jugar con una marcha más y consiguió encadenar dos triunfos consecutivos ante Deportivo y Celta B, pero ahí fue cuando irrumpió el coronavirus que cortó las alas de un Racing al alza. Tras el confinamiento, una derrota, un triunfo y un empate fueron insuficientes para estar entre los mejores y que representaron a la perfección la irregular primera fase que firmó la escuadra naval.

¿Qué espera en la segunda fase?

El cuadro dirigido por Cristóbal Parralo e ideado por Carlos Mouriz, no tiene margen de error en la segunda fase. Todo lo que no sea estar entre las dos plazas de ascenso a Primera RFEF, será un fracaso con mayúsculas para los de A Malata. No será tarea fácil a pesar de que el Racing cuente con un mínimo colchón de dos puntos, Numancia, Langreo y Marino de Luanco son rivales que venderán cara su piel.

Numancia, un grande en apuros

Igual que otros muchos proyectos fallidos esta temporada los sorianos son otro buen ejemplo de la dureza de esta Segunda B. Su objetivo era claro: ascender a Segunda División, pero sus opciones se diluyeron como un azucarillo en líquido. Toda la campaña el equipo numantino coqueteó con la zona media/baja, pero su sprint final no sirvió para colarse en el objetivo de estar entre los tres primeros. Lo que le costó el puesto al mítico técnico Manix Mandiola y del que cogió el relevo el interino Alex Huerta. Fran Manzanara, Tony Gabarre, Menudo o Asier Benito son algunos de los puntales de un equipo de muchos quilates.

Langreo, un ejemplo de trabajo bien hecho

El primero de los dos equipos asturianos que lucharán por una de las dos codiciadas plazas que dan acceso a la Primera RFEF es el Langreo. Su buen hacer en la categoría de bronce durante años ha sido recompensado con la opción de pelear en el grupo intermedio junto a gigantes como Deportivo, Racing o Numancia. Fueron una gran sorpresa en la primera vuelta, copando los primeros puestos de su subgrupo durante muchas jornadas, pero la falta de experiencia en una plantilla joven, pagó quizá la exigencia de una competición vertiginosa. El camerunés Ketu, Álvaro Gómez o el brasileño Allyson son algunas de las figuras de un club humilde con la juventud al poder.

Marino, la gran sorpresa

La presencia del Marino de Luanco en el grupo intermedio ha sido una de las grandes noticias del subgrupo 1-B. Una plantilla veterana ha conseguido colarse junto a Numancia y Langreo en la zona media, por delante de grandes factorías del fútbol asturiano como son los filiales de Real Oviedo y Sporting de Gijón. Con la humildad por bandera y con un reconocido ex futbolista en el banquillo como Manel Menéndez recordado por su paso por el Real Oviedo o el Deportivo, ha sido desde su llegada en lugar de Oli Álvarez, el gran artífice de la clasificación del Marino. Jugadores con mucho fútbol a sus espaldas como Luis Morán, Alberto Lora o el ex racinguista Mendi con tres tantos en su mochila, son algunos de los protagonistas de este sorprendente Marino que en el campo de Miramar, ha sido capaz de derrotar a grandes buques como el Burgos o el Numancia de Soria.

Foto: Jugadores celebrando un tanto en A Malata | Bruno Penas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp